Un fin de semana en La Rioja

Cerrar nuestras vacaciones con un buen sabor de boca, no podía ser de otra manera que haciendo una visita a La Rioja, tierra de buen comer y buen beber, que os vamos a contar que no sepáis.

Con todas nuestras ganas dentro de las maletas, nos dirigiremos hasta Berceo, nuestro destino final. ¿Te vienes? ¡Pues sigue leyendo!

Fachada en Berceo

Berceo, es un municipio situado en el valle del río Cardenas dentro de la comarca de Nájera, a unos 30 km de Logroño. Además, se encuentra a poca distancia de importantes monasterios como el de San Millán de Suso y Yuso, los cuales fueron cuna de la lengua castellana y han sido declarados patrimonio de la humanidad.

¿Os suena el nombre del ilustre Gonzalo de Berceo? ¡Seguro que si! Pero por si acaso os refrescamos la memoria. Gonzalo de Berceo fue uno de los máximos representantes del mester de clerecía (literatura medieval hecha por clérigos, guiño guiño), y este importantísimo poeta medieval, nació aquí, en Berceo.

Nuestro itinerario

Zaragoza -> Cervera del río Alhama -> Logroño

Nuestra primera parada iba a consistir en descubrir las pozas de Cervera del río Alhama, pero el hambre apretaba y la tradición de visitar la calle del laurel en Logroño la tenemos tremendamente arraigada.

Patatas bravas del bar Juvera

No os podéis ir de Logroño sin probar las patatas bravas del Juvera o un tío Angus, ¡Quedáis avisados!

Además, simpre que venimos a Logroño, visitamos las sala de exposiciones Amós Salvador y le ponemos el gran broche final a nuestras visitas en la heladeria Dellasera.

sala exposiciones Logroño
helado dellasera, en Logroño

¡Rumbo a Berceo! En apenas media hora habremos llegado a nuestro destino.

Logroño -> Berceo -> Ezcaray -> Berceo

salón de la morada de Titivillus

Siempre que organizamos un viaje priorizamos en que el alojamiento elegido nos haga sentirnos como en casa, y que la estética del lugar y su calidad, nos invite al descanso, tan necesario para desconectar realmente de nuestra acelerada rutina.

Sin lugar a dudas lo conseguimos en el coqueto apartamento de ¨la morada de Titivillus¨, ya que los detalles estaban muy cuidados y contaba con todo lo necesario para disfrutar de un gran fin de semana. Nosotros estuvimos alojados en el llamado ¨jumera¨, pero cuenta con otros cuatro apartamentos más con decoraciones distintas.

Dormitorio ¨la morada de Titivillus¨

Comprobando la comodidad del colchón y las almohadas, éstas nos atraparon sin vehemencia y acabámos entregándonos a un sueño de lo más placentero. Si acabáis yendo, ya nos contaréis si caéis en la misma ¨trampa¨ que nosotros, pero vamos que ya sabemos la repuesta!

Tras esta pausa reparadora, y tener una primera toma de contacto con Berceo perdiéndonos entre sus calles, nos pusimos en marcha hacia Ezcaray en apenas 30 minutos en coche.

Ayuntamiento de Ezcaray

Junto al río Oja y al pie de las montañas de la sierra de la demanda surge este encantador pueblo riojano, ya os avisamos de que el flechazo con este lugar está asegurado.

calle de Ezcaray
calle de Ezcaray

Descubrimos un gran encanto entre sus calles peatonales, buena gastronomía y plazas que rebosaban vida, de hecho en esta época, su población se multiplica. Después de hacer un par de compras en el colmado de Ezcaray y huyendo de las aglomeraciones nos dimos un paseo por el curso del río disfrutando del atardecer.

río a su paso por Ezcaray
atardecer en Ezcaray

Si tenéis tiempo, echadle un ojo a estas interesantes rutas.

Compramos medio kilo de helado para llevar “debajo del brazo” y nos volvimos a Berceo, nuestro precioso apartamento para dos días nos estaba esperando.

Berceo

bodega David Moreno

Por recomendación de la morada de Titivillus, nuestro alojamiento en Berceo, nos enfrascamos en una cata de vino a pie de viña. Si nuestra última experiencia vínicola en Barbastro fue muy positiva, esta bodega superó todas nuestras expectativas. Al ser una bodega familiar, el trato era de lo más cercano y la forma en la que te exponen el mundo del vino ampliará gran parte de tus conocimientos.

cata de vino a pie de viña
entrada bodega David Moreno
cata de vino David Moreno

¿Sabríais diferenciar un roble francés de un roble americano? ¿O distinguiríais en que barrica está un vino u otro por su sabor? Nosotros hubiéramos sido incapaces de discernir estos detalles hasta nuestra visita a la bodega de David Moreno.

Compramos unas botellas de vino, ya que no hay mejor souvenir que llevarse de un viaje que su gastronomía y nos pusimos en marcha hasta nuestro siguiente destino, una almazara.

¿Qué es una almazara? La almazara es el lugar, molino o industria donde se obtiene el aceite a partir de la oliva o aceituna.

Almazara Villasante

¿Y qué hacíamos en una almazara? Vivir nuestra primera cata de aceite.

Nos dirigimos hasta la almazara villasante, el dueño nos explicó cada uno de los pasos que dan para elaborar un aceite de calidad, concluyendo con una cata de los mismos con sorpresa incluida. ¿Alguna vez habéis probado mermelada de aceite? Nosotros jamás, y su sabor fue de lo más sorprendente. No pudimos comprarla ni la crema de manos que nos enseñó porque todavía no las había comercializado, así que si vais y las conseguís, nos vais a dar mucha envidia sana.

Después de comer una impresionante fideguá (no hay nada como echarse flores a una misma de vez en cuando), emprendimos el camino hacia la fuente de los frailes a escasos metros del apartamento.

Ruta de Gonzalo de Berceo

La verdad que quería omitir que la cama nos volvió a atrapar y por lo tanto tuvimos que hacer una pequeña trampa para realizar esta excursión. Dado que el tiempo se nos había echado un poco encima, cogimos el coche y lo dejamos en este punto desde donde iniciamos a pie nuestra ruta hasta la fuente de los frailes. Nuestra idea era combinar esta andada con la ruta de los monasterios, y así lo hicimos.

camino fuente tuvirlos
señal fuente los frailes

La Fuente Tuvirlos, popularmente conocida como Fuente Los Frailes, es el lugar desde donde se llevaba antiguamente el agua hasta el Monasterio de Yuso para abastecer a los Frailes, de ahí su nombre. Para llegar hasta allí, seguimos por el camino de tierra desde donde tenemos el coche aparcado, y tras subir una cuesta algo pronunciada, nos adentraremos en un bosque que nos dio una tregua del sol gracias a la sombra de sus árboles.

pinares sendero fuente de los frailes

Os recomendamos poneros antimosquitos si lo hacéis a última hora de la tarde, y fijaros muy bien en los carteles o las señales del camino, ya que algunas nos resultaron difusas.

A pesar de que encontramos una señal que nos indicaba dirección a Berceo por un camino diferente al anterior, preferimos deshacer nuestros pasos. Volvimos al coche, nos dirigimos hasta el monasterio de Suso y seguidamente después al imponente monasterio de Yuso.

monasterio de Suso
señal de los senderos

Nosostros lo hicimos motorizados por falta de tiempo pero tenéis una ruta perfectamente habilitada para recorrerlo a pie.

Berceo -> Cueva del Santo

En nuestro último día, barajamos tres posibilidades. Berceo al ser un punto estratégico para conocer la zona tiene un montón de posibilidades entre las que elegir. Asi que o nos quedábamos en la piscina haciendo el mítico ¨vuelta y vuelta¨, o nos acercábamos hasta la ruta ¨la cueva del santo¨, o, nos ibamos hasta las fuentes del restauro, unas impresionantes pozas en el cañón de Leza. Esta última opción requería haber madrugado mucho más e irnos de Berceo muy pronto, por lo que acabamos descartándola.

¡Ya está decidido, rumbo a la cueva del Santo!

río Cárdenas

Pasado San Martín de la Cogolla llegamos hasta este increíble lugar, muy preparado para el retiro dominguero, de hecho, los caminos transcurren por uno de los hayedos más espectaculares de la región que guardan algunos de los árboles particulares de la Rioja.

árbol centenario

El recorrido comienza en los corrales de Urre, donde encontramos aparcamiento habilitado y una zona recreativa bien equipada. Nuestro camino comienza en cuesta y este desnivel ya no lo dejaremos hasta llegar arriba, pero tranquilos, hay algún descansillo para recuperar el aliento.

vistas desde la cueva del santo
cueva del santo

¡Ya arriba no os olvidéis de disfrutar de las vistas, menudo balcón!

En este lugar hay zonas habilitadas para hacer brasas y juntarte con amigos, a la vez que puedes darte un refrescante baño en el río.

Con la comida ya ganada, nos dirigimos hasta el restaurante seleccionado, ¨La cueva del chato¨a escasos diez minutos desde Berceo. Aún nos estamos relamiendo del chuletón que nos ¨metimos entre pecho y espalda¨y su increíble tarta de queso.

Hora de volver a casa, pero claro nos entró antojo de darnos un bañito para cerrar un fin de semana perfecto, y aunque nos teníamos que desvíar un poquito, ésto no nos importó.

¡Rumbo a Arnedillo y a sus pozas curativas!

pozas de arnedillo

Nos llevamos un poco de fiasco porque había mucha gente y en tiempos de Covid, es lo que menos nos interesa. Si nunca habéis estado, os lo recomendamos 100%, además poder tener agua termal al aire libre y gratuita todo el año es un verdadero lujazo.

Podéis leer todos nuestros consejos aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s