Anento, uno de los pueblos más bonitos de España

Hoy os trasladamos hasta uno de los pueblos más bonitos de España, Anento.

Anento resulta un coqueto pueblo envuelto en un entorno rural que le ha hecho colarse entre la famosa lista de los pueblos más bonitos de España, ideal para conocer en una excursión de un día, o de tan solo unas pocas horas, además este pequeño municipio se encuentra a pocos kilómetros de Zaragoza.

DÓNDE APARCAR

Nada más llegar encontraréis una gran explanada en la que poder dejar el coche, donde tras abonar un Euro (o dos) pudimos estacionar nuestro vehículo.

En el casco urbano no circula ningún coche, por lo que es el único lugar en el que podréis aparcar.

QUE VER

Lo primero que hicimos fue caminar por el pueblo, cuyas calles empedradas, inclinadas e impolutas nos llevaron hasta el gran atractivo por lo que conocíamos este lugar, la ruta circular del Aguallueve.

Podéis ver el mapa aquí.

En cada época del año, puede exhibir diversas formas, de hecho cuando hiela, es un gran espectáculo para la vista ya que luce carámbanos o chupones donde habitualmente hay chorrillos de agua gracias a las rocas de piedra caliza en la que crece el musgo debido a la humedad que se genera.

La ruta es un paseo cómodo de unos 3km sin apenas desnivel, aunque nosotros lo complementamos subiendo al castillo, que ocupa un tozal de tierra rojiza en un bello paraje de pinares.

Este castillo de mediados del siglo XIV solo conserva el lado oriental flanqueado por un foso donde vimos a muchos niños jugar, ya que hay mesas habilitadas de madera donde los padres merendaban mientras los niños fantaseaban con ser heróes medievales.

Si queréis subir con niños os recomendamos que lo hagáis en coche, ya que es la forma más sencilla de acceder. Y si por el contrario, vosotros sois de los que aun como nosotros no tenéis esta responsabilidad vital, debéis hacerlo a pie y así descubrir cuevas y alguna que otra sorpresa por el camino. ¡De hecho, nosotros vimos hasta cabras montesas!

Arriba podéis reponer fuerzas y contemplar un gran atardecer, ¡prometido!

Otro atractivo que tiene el pueblo, es el retablo Mayor de la iglesia de San Blas, una magnífica estructura gótica, prácticamente intacta, que se conserva en la misma ubicación para la que fue creada, es decir, el ábside de dicha iglesia.

Nosotros no tuvimos la suerte de encontrarla abierta, en gran parte debido a que llegamos un poco más tarde de lo planeado al pueblo por ir a comer a Daroca, otro gran pueblo con el que podéis completar esta expedición.

Tenéis nuestro post sobre Daroca, aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s