Brihuega y sus campos de lavanda

Aprovechando nuestra partida de Toledo, y coincidiendo con la floración de la lavanda, acabamos en Brihuega, también conocido como ¨El jardín de la Alcarria¨.

DÓNDE SE ENCUENTRA

De vuelta a Zaragoza en coche, decidimos para en Brihuega situada a 33 kilómetros de Guadalajara, y a 90 de Madrid.

QUE VIMOS

En nuestra fugaz visita a Brihuega en pleno festival de la lavanda, paseamos entre sus calles descubriendo los siguientes lugares:

¡Coged el plano y tomad nota!

Iglesia de Santa Maria de la Peña

Es el templo protogótico más interesante y mejor conservado de toda la provincia de Guadalajara.

Desde el templo se puede bajar en la actualidad a la gruta de la aparición donde se encuentra una imagen de la virgen de la peña.

Castillo de la Piedra Bermeja

Construido por los árabes en el siglo XI en un principio aislado en una alta roca rojiza por lo que tomó el nombre ¨castillo de la pela Bermeja¨.

Separado del resto de la población por un hondo foso que con la llegada de los cristianos en el siglo XIII se modificó convirtiéndose en un palacio fortaleza destinado a un uso residencial y religioso.

Sábados, domingos y festivos: de 11.00h a 14.00 y de 16.00h a 18.00
Entrada general: 2€

Puerta de la guía

Este arco se abre en un torreón de la vieja muralla del castillo, creada en plena guerra de la independencia para facilitar la entrada de los franceses al castillo donde habían establecido su cuartel.

Convento de San José

Tras la desamortización de Mendizábal, este edificio fue requisado a los frailes donde se instaló el hospital de la villa, además de ser cárcel en sus bajos, colegio y escuela taller. En la actualidad alberga la sala de Exposiciones y el primer museo mundial de miniaturas del profesor Max.

Escuela de gramáticos

Juan García Barranco, tras hacer fortuna en América, pensó en ayudar a sus paisanos y financió la construcción de este edificio para enseñar a leer y a escribir a los niños pobres de la villa.

Muy próxima a la escuela de gramáticos, se encuentra la ¨puerta del juego de la pelota¨ ya que junto a ella los lugareños practicaban antiguamente este juego tradicional de la villa.

Plaza de toros la muralla

En el plano taurino de Brihuega, hay que destacar que esta villa cuenta con los segundos encierros más antiguos de España y hay documentos del siglo XVI que lo verifican.

Es la plaza más grande de la provincia de Guadalajara, cuenta con cerca de 8.000 localidades. Como dato curioso hay que destacar que esta plaza fue construida en tan solo 200 días y fue inaugurada el 12 de junio de 1965.

Real fábrica de paños

En Brihuega existe una tradición textil importante, que se inicia en los siglos XIII y XIV.

En 1750 el rey Fernando VI funda la Real Fábrica de Paños de Brihuega. La fábrica se construirá dentro del recinto amurallado de la ciudad y en el lugar que ocupaba la ermita de Santa Lucía constituyendo uno de los ejemplos de la arquitectura industrial del siglo XVIII en España

Tras 30 años de esplendor, durante los cuales fue una de las instalaciones industriales más prestigiosas del país, fue saqueada en la Guerra de la Independencia y usado su edificio como cuartel francés. Vuelve a ponerse en funcionamiento y tras pasar a manos privadas seguirá fabricando hasta la Guerra Civil.

Los jardines se levantaron después de 1840 con un bello trazado geométrico formando una malla intrincada de estructura casi barroca.

Cárcel de Carlos III

En plena plaza del coso, este pequeño caserón neoclásico fue construido para servir de prisión municipal donde a día de hoy se puede encontrar la oficina de turismo.

Cuevas árabes

Fueron construidas entre los siglos X y XI y son un labertinto de galerías y túneles que recorren todo el subsuelo de Brihuega. Tienen una longitud de 8 kilómetros y fueron utilizadas de almacén de víveres y alimentos por su temperatura constante a la vez que vías de escape al exterior de las murallas en épocas de asedio.

Los campos de lavanda

Los lugareños siempre la llamaron espliego, que es el verdadero nombre de la lavanda, y esa preciosa planta es la que ha acabado por dar fama a la villa briocense. Tras coger el coche y dirigirnos a las plantaciones nada menos que mil hectáreas coloreándolo todo. Tuvimos la suerte de poder verlas en Julio, momento del año en el que alcanzan su máximo esplendor y cuando se celebra el festival de la lavanda, que trae importantes artistas a realizar conciertos en el campo al atardecer.

Aquí tenéis la lista de todos los campos que se pueden ver

QUE VER ALREDEDOR DE BRIHUEGA

A nosotros el tiempo se nos echó encima, pero no podeis iros de la zona sin parar en Cívica.

Se trata de un pequeño conjunto urbano, cubierto de vegetación, arroyos y cascadas, entre los que se asoman elementos arquitectónicos como escaleras, terrazas, arcos y puertas.

Esta aldea tan curiosa, fue fruto del sacerdote Don Aurelio, que heredó estos terrenos. Durante años, se dedicó a construir este lugar, acondicionando los túneles, grutas y pasadizos que se habían formado por la erosión del agua sobre la pared, y levantó arcos ojivales, barandillas y escaleras para comunicar las cavidades entre sí. Un proyecto que se prolongó hasta los años 60.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s